Recuerdo que mi abuelita siempre decía; cuando están chiquitos así son sus problemas y preocupaciones “chiquitos” pero conforme creces también crecen tus problemas y preocupaciones y es en la magia de aprender a vivir donde aprenderás a encontrar en la simplicidad de la vida el valor de cada momento, elegir tus prioridades entendiendo que de nada sirve complicarte un momento que puedes transformar en una experiencia de crecimiento para tu próximo momento y esta gran lección de vida encaja perfecto en estas 4 Leyes de vida de la India que hoy les comparto para reflexionar juntos.

PRIMERA LEY:
“LA PERSONA QUE LLEGA A TU VIDA ES LA PERSONA CORRECTA”.
Es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están ahí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.


Cada persona en la vida es un maestro. Y claro está, en algunos casos somos alumnos y en otros somos maestros de otros. Siempre a lo que nos resistimos persiste en nuestra vida, así que la vida nos seguirá poniendo personas de quienes algo no soportamos, algo para aprender y hasta que no lo aprendamos no nos graduaremos en ese aspecto.

SEGUNDA LEY:
“LO QUE SUCEDE ES LA ÚNICA COSA QUE PODÍA HABER SUCEDIDO”.
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestra vida podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.

No existe el: “Si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido tal otra…”.
No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.

TERCERA LEY:
“EN CUALQUIER MOMENTO QUE EMPIECE ES EL MOMENTO CORRECTO”.
Todo empieza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es ahí cuando empezará.

Ésta nos deja claro que lo que pasó te fortaleció y es entonces cuando debe llegar lo que esperamos o el Universo, la Vida, Dios, la Energía, nos sorprende con algo tremendamente mejor. Todo lo que nos sucede es lo que nosotros atraemos, seamos consciente o no.

CUARTA LEY:
“CUANDO ALGO TERMINA, TERMINA”.
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.


Así de simple, no hay que darle muchas vueltas: Borrón y cuenta nueva.  Hay que avanzar de la manera que la vida nos pone en el camino.

Please follow and like us: